Presidente de la comunidad boliviana en Las Heras lamentó el "golpe de estado en Bolivia"

Hace 19 meses Mundo

Willian Salazar, representante de la población boliviana de Las Heras, habló sobre los sucesos ocurridos en los últimos días en Bolivia, y desaprobó la llegada de Jeanine Áñez a la presidencia.

Presidente de la comunidad boliviana en Las Heras lamentó el

El domingo la renuncia de Evo Morales, quien fuese el presidente de Bolivia por los últimos 13 años, causó un gran revuelo en toda Sudamérica. Las fuerzas militares del país le pidieron al mandatario dejar el puesto tras el estallido social ocurrido luego de las elecciones donde su oponente, Carlos Mesa, denunció fraude electoral. Morales debió exiliarse a México el domingo pasado.  

Al margen de esto, Willian Salazar Orellana, presidente de la Comunidad Boliviana de Las Heras, opinó sobre el estado actual de su país natal: 

“Estamos muy dolidos por todo lo que pasa en Bolivia. Primero que nada, esto es un golpe de estado. Y no cabe duda que atrás de todo esto están los yanquis, que cuando un país en Sudamérica empieza a prosperar, se meten y todo termina como terminó mi país. Hay mucha plata de por medio, es lamentable”. 

Salazar se manifestó en contra de la asunción de Jeanine Áñez como la nueva presidenta interina de Bolivia. Áñez, ex vicepresidenta segunda del Senado, se autoproclamó ante un Congreso vacío tras la salida de Evo Morales el último domingo, cuando las Fuerzas Armadas y la Policía le pidieron la renuncia mediante una cadena nacional. 

“En primer lugar, ella no puede estar de presidenta. Nadie la ha votado. El pueblo se va a enfadar por que se auto proclamó... ¿dónde se ha visto eso? Están haciendo cualquier cosa con la democracia. Esta señora es una racista y no creo que mejore nada, va a empeorar más las cosas, acuérdense”. 

Finalmente, el representante habló sobre el momento que está pasando la población boliviana, y aseguró que además de no estar presentes las mejores circunstancias, se manejan diferentes informaciones acerca del estado en las calles. 

“Ya terminó la tranquilidad en Bolivia, la gente de Santa Cruz de la Sierra es muy racista. No tienen respeto con la gente del campo. Esto está todo armado: los sucesos están a la vista de todo el mundo. En las calles de Bolivia está todo dividido. Hay muchas versiones sobre lo que está pasando... La verdad es que es un caos. Mis familiares no salen de sus casas por seguridad. Todo el país está militarizado”. 

 

Notas relacionadas que pueden interesarte