El gobierno sigue inyectando millones en las Represas pero no avanzan de la forma prevista

Hace 2 semanas Santa Cruz

El supuesto 40% de la obra integral es un espejismo. El total en la actualidad no llega al 27% y el mayor avance se lleva a cabo en el dique La Barrancosa

El gobierno sigue inyectando millones en las Represas pero no avanzan de la forma prevista

Sergio Massa hizo el anuncio: la ampliación del Swap con China de 5.000 millones de dólares es un hecho y de ese monto 500 millones, son destinados al financiamiento de las Represas Cóndor Cliff-La Barrancosa, en Santa Cruz, según el ministro.

Massa, haciendo uso de la falacia permanente, típico de él como personaje político y de este gobierno que engaña y miente sin cesar, adelantó públicamente que tras en acuerdo con el presidente chino Xi Jinping, China amplió los Swap y de allí se destinarán 500 millones que “permitirán poner a pleno la obra de las represas que llevan un 40% de ejecución y estos fondos permitirán poner al día los desembolsos que necesita la obra”.

Pero la realidad es otra bien distinta a la que pinta el Ministro Massa. En principio de esos 500 millones de dólares, el gobierno debe descontar los casi 250 millones con el cual refinanció deudas de Represas, con fondos chinos, por lo tanto los fondos efectivos para poner en la obra son poco más de 250 millones de dólares.

Esto es más o menos como si tenemos un crédito en un banco y antes de finalizarlo sacamos otro y nos descuentan las cuotas que debemos del anterior y nos dan el remanente.

La otra gran mentira de Massa es sobre el porcentaje de avance de la obra. El 40% de la obra integral es un espejismo. El total (en la actualidad) no llega al 27% y el mayor avance se lleva a cabo en el dique La Barrancosa y el más relegado es Cóndor Cliff por las razones que oportunamente ventiló OPI sobre la inestabilidad del suelo que mantuvo inactivos los trabajos de construcción, demorado todo por problemas derivados de rajaduras internas del terreno.

Por su parte y a pesar de los reportajes que les hicieron desde medios provinciales a Gerardo Ferreyra, Electroingeniería maneja cada vez menos la obra de las Represas y sigue pagando a largo plazo a las empresas prestadoras de servicio. En este momento están pagando con cheques al mes de enero/23 y los atrasos son de entre dos y tres meses.

En ese marco, el anuncio del gobierno sobre “reactivar la obra”, es un reconocimiento implícito de que la misma está parada y/o demorada desde hace mucho tiempo, como venimos informando y todo se aceleró cuando se conocieron los actos de corrupción empresarial que OPI desnudó durante la pandemia y el apuro por avanzar la obra sin los estudios necesarios de suelo, que produjo la falla en los terrenos donde se asientan las bases del dique Cóndor Cliff, al punto de considerarse su corrimiento para eludir el problema geológico.

La necesidad de mostrar a las obras de las Represas “en marcha”, es muy grande para el gobierno nacional, como lo es demostrar que los miles de millones que se han licuado con la Usina de 240 Mw, no ha sido “plata tirada”como todo aparenta ser. De esa manera, el sostenimiento del relato, hace que Sergio Massa le diga a los argentinos que las represas son una realidad, aunque la realidad sea absolutamente distinta a cómo la pintan (Agencia OPI Santa Cruz)

Tags del artículo

Sociedad

Notas relacionadas que pueden interesarte